Escucha esta nota aquí

Un asilo tuvo una maravillosa idea para que los ancianos y abuelitos no estén solos durante la cuarentena: diseñar un tipo drive thru (comprar sin bajar del auto, aunque en este caso sería una visita) para que las familias los saluden desde sus autos, así lo señala el sitio publimetro.com.

Con información de Daily Mail, el asilo Gracewell de Ascot, en Berkshire, Reino Unido, organizó esta nueva modalidad para alegrar la estancia de los abuelitos.

De esta manera, los residentes están sentados en sillas afuera del asilo, mientras los visitantes pasan en sus autos decorados con globos, banderas, carteles, mensajes y dibujos.

Así, los ancianos pueden saludar y hablar con sus seres queridos manteniendo una sana distancia.

Esta solución ha dado tranquilidad a muchas familias a las que les restringieron e incluso prohibieron las visitas por el confinamiento.

A su vez, por la edad de los abuelitos, son considerados población vulnerable. Por esta razón, el contacto debe ser mínimo.

Según el portal, los asilos han estado en el epicentro de la crisis porque el sector no había recibido el apoyo suficiente.

Nada más y nada menos, estos han registrado 10 mil muertes relacionadas con el coronavirus, según la Oficina de Estadísticas Nacionales. Sin embargo, la buena noticia es que estas cifras han disminuido

No es el único con drive thru

El asilo Burgh House, en Norfolk, también organizó una fiesta para reunir a los residentes con sus familiares y amigos.

Sin duda, el distanciamiento físico, pero con cercanía social, es indispensable para que las personas se mantengan fuertes y positivas durante esta época.