Escucha esta nota aquí

El creciente número de casos positivos de coronavirus en el país (7.768 hasta ayer) ha motivado a la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) a advertir a las autoridades y políticos del país que estamos ante el peligro de que haya un descontrol en la propagación del virus, situación que se da en medio de una polémica por las denuncias de supuestos sobreprecios en la compra de respiradores y otros escándalos, en plena emergencia sanitaria.

"Denunciamos toda actitud y actuación que ponga en peligro la vida y la salud de los demás, especialmente la politización de estos temas para fines electorales. Todo servidor público debe actuar con honestidad y transparencia", dice parte del comunicado emitido este jueves. 

El documento, titulado "Es hora de la responsabilidad", fue leído por monseñor Aurelio Pesoa, secretario general de la CEB, acompañado del padre José Fuentes, secretario general adjunto.

La Iglesia católica considera que deben primar los criterios técnicos para asumir nuevas disposiciones y que se debe escuchar a los expertos en salud para elaborar planes eficaces que protejan la vida. Asimismo, actuar "informando con toda verdad a la población, aunque las medidas a tomar puedan no resultar populares".

La CEB hace un llamado a las autoridades nacionales, departamentales y municipales, a no actuar con cálculos políticos y crear espacios de diálogo y concertación, como también a todos los bolivianos, a actuar con responsabilidad y evitar toda actitud de confrontación.

En el documento, la CEB también rechaza la corrupción y politización que ponen en peligro la vida de los bolivianos. "Deploramos  la evidente corrupción tan irresponsable e inmoral en la adquisición de ventiladores para salvar la vida de los enfermos", señala el documento.

La carrera electoral no es más importante que la vida

Respecto a las próximas elecciones generales, la CEB reitera que si la fecha de celebración de las mismas es necesaria, mucho más es no poner en peligro la salud y la vida de los ciudadanos, y garantizar elecciones limpias y transparentes.

"Es una contradicción alentar elecciones mientras crece el número diario de infectados. Lo racional es esperar al momento en que empiece a descender el número de contagios", dijo monseñor Pesoa.


Es La Hora de La Responsabilidad Pagina 1 (1) by Diario EL DEBER on Scribd