Escucha esta nota aquí

Mike Tyson va revelando poco a poco detalles de su nuevo yo, que tanto está dando de qué hablar, pues es palpable que semana a semana se aprecia una mejoría notable en su estado físico. Iron Mike, que baraja para su reaparición el nombre de una serie de rivales que proceden tanto del mundo del boxeo como del de las artes marciales mixtas, sigue deshojando la margarita mientras anoche montaba el numerito en AEW, acompañado de otro conocido como Henry Cejudo.

Hace días que el de Brooklyn contó que la dieta vegana le ayudó a mejorar ostensiblemente su salud, y ahora ha reconocido que no es el único motivo por el que luce tan bien.

Sí que ha querido revelar, el peso que ha perdido en los últimos meses: "Tenía presión arterial alta, estaba casi muriéndome y tenía artritis. Convertirme en vegano me ayudó a eliminar todos esos problemas de mi vida. He perdido peso. Ahora he bajado más de 45 kilos y me siento con ganas de cambiar mi vida", confesó el púgil.

De hecho, sí que se sabe que Mike llegó a dar en la báscula más de 170 kg cuando decidió cambiar su alimentación. Pero lo último lo ha descubierto el diario The Sun, que cuenta que Tyson se ha sometido a un tratamiento de células madre por el que ya pasaron Cristiano Ronaldo y Rafael Nadal, entre otros.

Según el portal británico, el procedimiento consiste en usar "sangre que se extrae del cordón umbilical de los recién nacidos, de la médula ósea o de la grasa corporal", y se inyecta al paciente.

El mismo excampeón contó cómo fue: "Cuando sacaron mi sangre, era roja. Cuando la volvieron a introducir, era translúcida. Casi podía ver a través de la sangre, y me la inyectaron. Y desde entonces he estado raro, me siento equilibrado ahora", comentó.

Desde luego, no se trata de un tratamiento sencillo ni barato. Es eficaz para reducir el dolor y la inflamación, para aumentar el flujo sanguíneo y promover el crecimiento de los tejidos. Su precio supera los 5.000 euros y puede llegar a unos 25.000. (Marca)