Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) amplía indagaciones contra otros responsables -los padres biológicos- de los dos adolescentes con capacidades especiales, que fueron rescatados de una habitación donde eran sometidos a tratos inhumanos. Uno de ellos era encadenado al catre de la cama.

El director de la Felcv, coronel Rubén Barrientos, informó que las investigaciones se iniciaron luego de que un familiar denunció el hecho tras visitar la casa de los adolescentes maltratados. La Felcv llegó hasta el domicilio donde se denunció el abuso, en el barrio El Recreo del Plan Tres Mil, y halló encadenado a un menor de 15 años, que estaba encerrado con su hermana de 13, que también tiene capacidades especiales.

"Era increíble el trato inhumano que evidenciamos, esto era pura esclavitud, pero logramos rescatar a estos menores del sometimiento. En una sola habitación les tiraban el alimento peor que a animales y ahí mismo hacían sus necesidades", dijo Barrientos.

Según las pesquisas, los adolescentes estaban a cargo de una mujer de 18 años que también tiene un bebé de un año. Esta fue detenida, pero el fiscal la liberó porque debe dar de lactar a su hijo. 

Según la Felcv, la mujer de 18 años que estaba a cargo de los adolescentes es hermana de uno de ellos, de la que tiene 13 años. Ambas son hijas del concubino de la mamá del menor de 15 años, que estaba encadenado a un catre.

Barrientos detalló que la investigación preliminar da cuenta de que la verdadera madre del menor encadenado se fue a Yapacaní con otro hombre.

A su vez, la representante de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, Minerva Guerrero, hizo conocer que los dos rescatados (el de 15 y la de 13 años) fueron entregados a sus familias ampliadas y que la Felcv y la Fiscalía se hacen cargo de las investigaciones, para tomar las acciones en contra de los responsables del maltrato.