Escucha esta nota aquí

El presidente de la federación de Chile (ANFP), Sebastián Moreno, anunció que renunciará al cargo a partir del 31 de julio, abriendo una nueva crisis en el fútbol de este país, informaron el miércoles medios locales.

Moreno tomó su decisión tras la renuncia de tres altos dirigentes de la federación la semana pasada y la presión de varios clubes opositores a su gestión, según confirmó en una carta enviada a la FIFA con copia a la Conmebol cuyo contenido fue publicado por el diario La Tercera.

"Si bien nuestro sector acepta que siga hasta el 31 de julio, pedimos ya su carta de salida y que siga interinamente, pero sin atribuciones", sostuvo, por su parte, Luis Baquedano, dirigente de Unión Española, uno de los clubes opositores, en declaraciones difundidas por el diario El Mercurio.

La salida de Moreno comenzó a gestarse en 2019, cuando se produjo la renuncia de altos funcionarios de la ANFP que eran parte de la gestión del anterior presidente, Arturo Salah. Pero la dimisión de los últimos tres dirigentes la semana pasada dejó sin el quorum necesario para que la mesa directiva de la federación continúe sesionando, lo cual debilitó su gestión.

Moreno también solicitó a la FIFA y a la Conmebol que "actúen como supervisores de este proceso" de transición que seguirá la ANFP hasta su renuncia.

La carta de Moreno respondió a una misiva que le envió la FIFA en la que pidió informes sobre la crisis que está viviendo el fútbol chileno, suspendido desde el 16 de marzo por la pandemia de coronavirus.

En su carta a la FIFA, Sebastián Moreno manifestó que tras su salida espera que se retome "el curso normal" de la federación y "que la evolución de las condiciones sanitarias permita, asimismo, el pronto retorno a la actividades deportivas".

La dirigencia chilena acordó realizar el 30 de julio una votación para elegir al nuevo presidente del fútbol chileno.

Hay dos candidatos al cargo. Lorenzo Antillo, presidente de Audax Italiano, y Pablo Milad, intendente de la región del Maule.