Escucha esta nota aquí

La ministra de Comunicación, Isabel Fernández, fue la encargada de brindar algunos detalles sobresalientes del Decreto Supremo, aprobado este jueves, que establece el ingreso de la nueva etapa en la lucha contra el Covid-19 en Bolivia

La autoridad señaló que a partir de las cero horas del lunes 1 de junio Bolivia ingresa en una nueva fase en la lucha contra el coronavirus y los gobiernos departamentales y municipales tendrán la responsabilidad de ejecutar planes de contingencia para mitigar el contagio y la propagación del Covid-19.

Los gobiernos departamentales y municipales tienen la responsabilidad de normar la circulación de las personas (de 12 y 65 años) para el abastecimiento y la atención del servicio financiero, así como el funcionamiento de actividades de comercios, servicios y otras actividades y la circulación y el uso de bicicletas, durante los fines de semana”, señaló Fernández.

Sin embargo, la alcaldesa interina de la capital cruceña, Angélica Sosa, enterada de los decretos presidenciales, consideró que no era el momento para flexibilizar la cuarentena porque hacerlo sería aumentar de manera inimaginable los casos de Covid-19. 

De su lado el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, dijo que si se avanza hacia una flexibilización de las medidas de prevención al contagio del coronavirus, estas deben ser llevadas con responsabilidad por la población y no bajo el caos que ahora se ve en las calles.

La decisión final sobre las acciones que se asumirán en la capital y en el departamento, saldrá en las siguientes horas al final de una reunión en la que deben converger todos los actores de la problemática y definir las líneas de acción que serán implementadas para salir de la cuarentena de forma progresiva, bajo el marco normativo que hizo conocer este jueves el Gobierno central.

Jornada laboral

Otro de los puntos que se incluye en el nuevo decreto supremo, establece que la jornada laboral del sector público y privado será en horario continuo. El Ministerio de Trabajo regulará el ingreso y la salida de los trabajadores del sector público, en tanto que los municipios y las gobernaciones reglamentarán el ingreso y salida de sus funcionarios y la clase trabajadora del sector privado.

“En todo caso, la reglamentación que se emita debe prever un ingreso y salida escalonado para evitar que haya aglomeraciones en todos los horarios”, acotó la autoridad. 

Restricciones que se mantienen 

Sin embargo, el decreto supremo aprobado mantiene en vigencia varias restricciones que se ejecutaron durante la cuarentena rígida. 

Fernández anunció que el cierre de frontera continuará, aplicando para el transporte aéreo, terrestre, pluvial y lacustre, con la excepción para los bolivianos que viven en el exterior y retornen al país, siempre y cuando cumplan con una cuarentena y una serie de protocolos. 

“Se mantiene también la suspensión de vuelos internacionales, la suspensión temporal de clases presenciales en todos los niveles. Los eventos públicos, las actividades culturales, gimnasios, eventos festivos y políticos siguen suspendidos”, concluyó.