Escucha esta nota aquí

Tras una audiencia maratónica, que duró más de 11 horas, el juez del Juzgado Anticorrupción Segundo, Richard Rodríguez, dispuso la detención domiciliaria y el arraigo en contra del alcalde de la ciudad de Cochabamba, José María Leyes, que es investigado por el ‘Caso Comidas’.

De acuerdo con el juez Rodríguez, Leyes deberá cumplir la detención domiciliaria con escolta de seguridad a cargo de la Policía. 

“Se aclara que la detención domiciliaria de ninguna manera implica la restricción del derecho al trabajo que tiene toda persona, que si eventualmente se considera necesario este aspecto debe ser tramitado ante este tribunal”, señaló Rodríguez. 

La fiscal del caso, Faridy Arnéz, manifestó su desacuerdo por el fallo emitido contra Leyes y anunció que apeló al dictamen del Juzgado Segundo de Anticorrupción.

“El Ministerio Público no está de acuerdo con esta determinación y ha formulado la apelación respectiva”, explicó Arnéz. 

Por otra parte, el juez Rodríguez dejó que el secretario General, Elías Vásquez, y el jefe Jurídico de la Dirección de Contrataciones de la Alcaldía, Mario Querejazu, se defiendan en libertad previo pago de una fianza de Bs 150.000 y quedar arraigados. En tanto que el secretario de Protección Ciudadana, Omar Cordero, fue beneficiado con libertad irrestricta. 

El Ministerio Público imputó al burgomaestre por la presunta comisión de resoluciones contrarias a la ley, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, debido a que el contrato por Bs 488 millones se habría hecho sin que el empresario adjunte el Registro Único de Proveedor del Estado (RUPE).