Escucha esta nota aquí

Dos referentes del club Guabirá que vivían en Montero fallecieron el 27 de mayo y en plena época de cuarentena por el Covid-19. Camilo Vaca, ex jugador del primer equipo que se conformó en 1962 para jugar los torneos de la Asociación Cruceña de Fútbol, perdió la vida a consecuencia de un infarto cerebral.

Tras sobresalir en La Bélgica reforzó la 'furia roja' y fue compañero de otros íconos de la época como Manuel Madrid, Wilfredo Suárez, Miguel Vargas, Santa Cruz Carvajal, Audaz Ortiz y Edil Sandoval, entre otros.

Uno  de sus hijos, Berman, jugó en el cuadro norteño en la década de los 80 y parte de los 90. Su nieto, Limbert Pizarro Vaca, lo hizo en Bolívar, San José, Tiro Federal de Argentina e incluso integró la selección nacional. Se retiró el 2011 en Oruro Royal.

La otra lamentable pérdida fue la de Jorge Quisbert, quien formó parte del equipo azucarero que se consagró campeón nacional en 1975 y también estuvo en el que fue subcampeón de la temporada 1995, desempeñándose como utilero y kinesiólogo. Tanto fue su amor por el representativo azucarero, que a su hijo mayor le puso el nombre de Guabirá. Estuvo vinculado al cuadro rojo por más de dos décadas.