Escucha esta nota aquí

Con una hora de retraso, se instaló en el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) la reunión en donde el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas y el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, evalúan la cuarentena rígida y las acciones que se tomarán en los próximos días en el departamento para combatir al coronavirus

En la cita, también participa el secretario de Movilidad Urbana del municipio cruceño, Rolando Ribera, el comandante interino de la Policía, René Gomez, representantes de los médicos y la Fiscalía. 

Santa Cruz, es el epicentro de la pandemia del coronavirus en Bolivia. Hasta ayer, 28 de mayo, el departamento contaba con 5.774, de los 8.387 casos positivos de coronavirus que hay en todo el país, además, tiene el mayor número de fallecidos: 144, en total.

Ayer, el Gobierno emitió un Decreto Supremo que establece las normas generales para la flexibilización de la cuarentena, a partir del próximo lunes 1 de junio en el país.

La nueva norma deja la lucha contra el coronavirus en los gobiernos municipales y gobernaciones, los cuales determinarán los planes de contingencia, reglamentación de horarios y la declaratoria de nivel de riesgo ante la flexibilización de la cuarentena.

Hasta el 30 de junio, el país continuará con la cuarentena dinámica y condicionada según el nivel de riesgo en municipios y departamentos, durante una conferencia de prensa.