Escucha esta nota aquí

Las autoridades sanitarias de Paraguay emitieron el viernes (29.05.2020) una alerta epidemiológica ante los riesgos de dispersión de focos del coronavirus en la frontera con Brasil, ibles casos positivos, además de reforzar las medidas de distanciamiento social y prevenciones de higiene básicas.

"En los últimos cinco días, coincidente con la apertura de la fase dos de la Cuarentena Inteligente (de retorno gradual de actividades) se registra un aumento del 12 % de casos sin nexo epidemiológico en Central y Alto Paraná", advirtió el Ministerio de una nota de prensa.

Central es el departamento que engloba las ciudades del conurbano de Asunción, mientras que Alto Paraná es la región fronteriza con Brasil de gran auge comercial y agrícola, cuya capital, Ciudad del Este, concentra buena parte de los albergues donde los retornados del vecino país cumplen cuarentena.

Todo ello "aumenta el riesgo para la circulación del Covid-19 y de dispersión de la enfermedad en todo el territorio nacional", remarca el comunicado, dado a conocer tras confirmarse el contagio de un guardia militar asignado al resguardo de los albergues en el este del país.

Por ello, esa localidad, de unos 13.000 habitantes y situada sobre la ruta internacional que conecta la capital del país con la sureña ciudad de Encarnación, limítrofe con Argentina, fue sometida a un encierro sanitario, informaron a los medios fuentes medicas regionales.

Ya por la mañana, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, expresó la preocupación en la cartera por la relajación de los protocolos sanitarios que se observa en el país con el comienzo de la fase 2 de la cuarentena por el Covid-19, que ha dejado 11 muertes y 917 contagios.