Escucha esta nota aquí

La Secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por el uruguayo Luis Almagro, advirtió ayer viernes (29.05.2020) sobre lo que consideró una "grave" presencia de Irán en la región, instando a los países a estar "alerta".

En una declaración sobre la acusación presentada esta semana por la fiscalía de Nueva York contra el exdiputado oficialista venezolano Adel El Zabayar, la oficina de Almagro señaló los lazos de Caracas con Teherán, y acusó a la República Islámica de ser una "amenaza a la paz y la seguridad".

El Zabayar fue inculpado el miércoles por la fiscalía del distrito sur de Manhattan de narcoterrorismo, tráfico de cocaína, y uso y posesión de armas de fuego en nombre del Cártel de los Soles, integrado supuestamente por miembros del gobierno venezolano.

Según los fiscales, El Zabayar fue encomendado por autoridades venezolanas a reclutar miembros de Hezbolá y Hamas para ser entrenados en campos clandestinos en Venezuela.

Llama a designar a Hezbolá grupo terrorista

La secretaría de la OEA dijo que los cargos contra el exdiputado son "evidencia" del "involucramiento del régimen fundamentalista de Irán con la dictadura de Maduro en alianza con organizaciones terroristas regionales y extra-regionales".

"Esto es especialmente preocupante a la luz de la presencia creciente de barcos iraníes en Venezuela y el Mar Caribe", apuntó. Cinco buques con gasolina e insumos petroleros fueron enviados a Venezuela por Irán entre tensiones con Estados Unidos, que expresó "preocupación" por las relaciones, cada vez más estrechas, de Caracas con Teherán. Tres de las embarcaciones ya llegaron.

La declaración recordó el atentado contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires en 1994, que atribuyó al "terrorismo fundamentalista" y por el cual dijo que "los responsables siguen impunes, dado que el régimen iraní se ha negado a cooperar con la justicia argentina a la que ha evadido permanentemente".

Almagro llamó a la OEA a designar a Hezbolá como "grupo terrorista" en julio pasado, al cumplirse 25 años del atentado. "Teherán continúa siendo una grave amenaza a la paz y la seguridad en el Hemisferio Occidental", indicó la declaración del viernes.

Piden catagar de terrorita al "chavismo"

Al respecto, la oposición parlamentaria venezolana instó este viernes a los Gobiernos del mundo a que cataloguen al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de "terrorista" por su relación con Irán pese a que es el Ejecutivo de Nicolás Maduro quien sostiene esos contactos y no el partido.

La petición la hizo la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de clara mayoría opositora pero cuyo funcionamiento está en entredicho por la división causada desde la elección de un presidente apoyado por la bancada chavista y reconocido por el Supremo y otro, el opositor Juan Guaidó, aceptado por buena parte de la comunidad internacional.

La solicitud, según recoge un acuerdo publicado por la AN y su composición mayoritaria, se basa en "que en el año 2007 fueron entregados 15.000 fusiles" al Frente Francisco de Miranda y, en 2019, 321.000 fusiles a los Círculos Bolivarianos, organizaciones que son afines al chavismo pero no parte del PSUV.

La comisión denunció que el apoyo de Irán "con armas a grupos terroristas y extremistas en Venezuela" es una violación de la resolución 2231 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la cuestión nuclear del país persa. Esa resolución procede de un pacto firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), que quedó validado por el Consejo de la ONU y que estipula la restricción sobre las ventas de armas convencionales al país persa pero que expira el próximo mes de octubre.