Escucha esta nota aquí

Pakistán permitió hoy a la madre y a la mujer del ciudadano indio Kulbhushan Sudhir Jadhav, acusado de espionaje por Islamabad y condenado a muerte en abril, visitar al detenido en Islamabad entre fuertes medidas de seguridad.

Los familiares pudieron hablar con Jadhav, exoficial de la Armada india, a través de un interfono durante 40 minutos en una sala dividida por un cristal, aseguró a los medios un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mohammad Faisal.

A la reunión también asistió un representante de Embajada de la India en Pakistán, aunque no pudo comunicarse con Jadhav porque las autoridades pakistaníes se han negado a proporcionar acceso consular al detenido.

Yadav fue detenido en la conflictiva región paquistaní de Baluchistán (sur) a principios de marzo de 2016 y poco después el Ejército emitió en televisión una supuesta confesión suya, en la que admitía ser un espía.

Islamabad ha acusado reiteradamente a Delhi de colaborar con la insurgencia en Baluchistán, zona donde operan grupos independentistas armados y talibanes, mientras que la India acusa al país vecino de fomentar el terrorismo en su territorio.

La visita de hoy se produce después de que Pakistán anunciase el pasado jueves la liberación de 291 pescadores indios en las próximas semanas como gesto de buena voluntad hacia su vecino rival.

Las detenciones de pescadores indios en Pakistán y paquistaníes en la India por entrar en aguas territoriales del país vecino son habituales y su liberación suele ser una herramienta de distensión entre las dos potencias nucleares.

La habitual tensa relación entre Pakistán y la India empeoró en los últimos meses tras un ataque el pasado septiembre de insurgentes supuestamente apoyados por Pakistán en suelo indio, a lo que Delhi respondió con "ataques quirúrgicos" en la frontera cachemir.

Pakistán ha acusado a la India de violar supuestamente el alto el fuego más de 1.300 veces y matar a 50 personas en lo que va de año, frente a las 382 de 2016.

En octubre, la India acusó a Pakistán de violar el alto el fuego en 503 ocasiones este año.

La India y Pakistán mantienen una pugna por la región de Cachemira tras la partición del subcontinente indio en 1947, y han librado tres guerras y varios conflictos