Escucha esta nota aquí

A más de 70 días de cuarentena por la presencia del coronavirus en Bolivia, el Gobierno tiene previsto la reapertura de los vuelos departamentales en el país. El viernes el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias, informó que las líneas aéreas nacionales se alistan para volver a operar desde el miércoles 3 de junio, con vuelos locales, y bajo estrictas medidas de bioseguridad.

Arias sostuvo una reunión con las autoridades de las principales instituciones de aéreas del país, como la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Servicios de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa) y la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA). En este encuentro se analizó los pros y contras que hay con la reapertura del mercado aeronáutico y dónde se fijó esta fecha.

"Está previsto que el miércoles puedan volar los aviones ya, a nivel interdepartamental, pero siempre y cuando el lunes y martes salgan bien de la evaluación que haremos de bioseguridad", informó la autoridad, según la agencia ABI.

El ministro anticipó que el lunes y martes se realizarán simulacros en las terminales aéreas de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, con el objetivo de verificar, en tiempo real, el procedimiento de bioseguridad a seguir por parte de los pasajeros, pilotos y tripulantes de las líneas aéreas.

Solo podrán ingresar a los aeropuertos las personas que tengan su boleto en mano, por lo que los acompañantes deberán despedirse en la puerta de las terminales aéreas e, incluso, en el área de parqueo.

Como medidas de prevención se instalarán en los aeropuertos puntos de control para tomar la temperatura a través del iris de las personas, con el fin de identificar oportunamente a los ciudadanos que tengan fiebre alta.

Estos procedimientos de bioseguridad deben ser avalados por el Ministerio de Salud y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).