Escucha esta nota aquí

Con el esperado visto bueno de las autoridades austriacas a la organización en un Gran Premio en julio, la Fórmula 1 parece al fin que podrá comenzar una temporada hasta ahora suspendida por la pandemia del nuevo coronavirus.

El ministerio de Sanidad dio este sábado su acuerdo a la organización de dos carreras de la Fórmula 1 en Spielberg (centro), el 5 y el 12 de julio, que abrirán la temporada 2020, al considerar que se cumplen las condiciones de seguridad sanitaria.

"Las dos carreras de Fórmula 1 el 5 y el 12 de julio de 2020 en Spielberg, en Styrie, se celebrarán sin espectadores", señaló el ministerio de Sanidad en un comunicado, estimando que "la organización presentó un concepto de seguridad completo y profesional" para la prevención de la propagación del coronavirus.

El gobierno había avisado que el proyecto de comenzar la temporada en el Red Bull Racing no sería aceptado si la organización no aportaba todas las garantías de seguridad sanitaria. "Además de medidas de higiene estrictas, el plan prevé test y reconocimientos médicos regulares para todos los equipos y los empleados", precisó el ministerio.

"El elemento crucial será la coordinación estrecha entre la organización y las autoridades sanitarias regionales y locales", añadió. El gobierno desea que el evento se organice como "circuito cerrado", quiere decir, sin contacto con la comunidad, a la excepción de los locales implicados en la gestión de la carrera.

Los medios austriacos han publicado la posibilidad de organizar vuelos especiales para traer a las escuderías. Austria, que suma menos de 700 muertos por coronavirus, inició su desconfinamiento a mediados de abril. No ha registrado repuntes desde entonces.

A mediados de marzo, el primer gran premio de la temporada esta previsto en Australia, pero fue anulado en el último momento por el inicio de la pandemia. "Es muy importante que la Fórmula 1 comience", se felicitó este sábado Helmut Marko, uno de los máximos responsables de la escudería Red Bull, muy activo en las negociaciones con el gobierno austriaco. Vencedor de las 24 Horas de Le Mans en 1971, nació en Graz, no lejos del circuito de Spielberg.

Sospresas

Inédito, la celebración de dos carreras en el mismo circuito con una semana de intervalo podría reservar "sorpresas", predice Marko, antiguo piloto, al permitir a las escuderías poner a punto los reglajes de sus monoplazas de una semana a otra. Red Bull, que corre en casa, ha ganado las últimas dos ediciones del Gran Premio de Austria, ambas logradas por el holandés Max Verstappen.

Después del aplazamiento sin fecha de varias carreras (Bahráin, Vietnam, China, España, Azerbaiyán, Canadá, Gran Bretaña) y la cancelación de cuatro de ellas (Australia, Mónaco, Francia, Países Bajos), la Fórmula 1 espera poder celebrar un campeonato entre julio y diciembre, pese a que aún hay muchas dudas.

Por ahora, después de Austria, la Fórmula 1 se trasladaría a la vecina Hungría para disputar una carrera el 2 de agosto. Después, la cita prevista es en Silverstone (Gran Bretaña), aunque para ello se deberá esperar el visto bueno del gobierno británico, que por el momento impone cuarentenas obligatorias a todas aquellas personas que quieren entrar al país.

Según el escenario ideado por los organizadores, el Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps se mantiene para el 30 de agosto, siempre a puerta cerrada. La temporada acabaría en Abú Dabi en diciembre tras disputar entre 15 y 18 carreras, en lugar de las 22 inicialmente previstas. Para reducir riesgos, el campeonato se organizará por áreas geográficas: Europa en julio-agosto; Eurasia, Asia y América de septiembre a noviembre; y Oriente Medio en diciembre.

Entre las precauciones sanitarias que se tomarán por los organizadores para evitar contagios, se limitará el número de personas en el 'paddock', se realizarán controles cada dos días y a la llegada y la salida a cada país, y los equipos estarán aislados unos de otros en los circuitos y del público en general fuera de los mismos (hoteles, vuelos, transporte en el lugar, etc).