Escucha esta nota aquí

El ejército de Egipto mató a 19 presuntos yihadistas en una serie de operativos realizados por tierra y aire, en los que además murieron al menos cinco soldados egipcios, en el marco de la rebelión que agita el norte del Sinaí, se informó este sábado (30.05.2020).

En una declaración filmada y publicada en las redes sociales, el ejército indicó que los militares mataron a tres rebeldes "sumamente peligrosos", así como a otros 16 insurgentes en varios bombardeos contra sus "escondites de terroristas".

En su posesión encontraron fusiles automáticos, granadas y lanzacohetes, señaló el informe.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, Tamer al Rifai, aseguró que dos oficiales, un suboficial y dos soldados murieron o resultaron heridos, sin especificar el número de decesos.

Intensos bombardeos

"Las fuerzas aéreas llevaron a cabo intensos bombardeos contra concentraciones de miembros radicales" en las localidades de Bir al Abd, Sheij Zuayed y Rafah, donde además requisaron fusiles automáticos y granadas de mano y destruyeron dos vehículos todoterreno que contenían "una gran cantidad de artefactos explosivos", según el Ejército.

Las fuerzas de seguridad luchan desde hace años contra la insurrección islámica en la península del Sinaí, en el noroeste de Egipto, liderada por la filial egipcia del grupo terrorista Estado Islámico, denominada Wilayat Sina.

Los militares y las fuerzas de seguridad suelen ser objeto de ataques en esta zona, tanto con explosivos como mediante asaltos armados, aunque la frecuencia de los atentados se ha espaciado en los últimos meses y también son menos letales.

El acceso a la provincia del Norte del Sinaí está vetado a la prensa, a la que se le prohíbe obtener información independiente sobre las operaciones militares al margen de la facilitada por las autoridades.