Escucha esta nota aquí

El Banco Central de Bolivia (BCB) descartó cualquier modificación al tipo de cambio que se maneja en el país. La afirmación surgió ante las versiones que surgieron en las redes sociales y de un medio impreso en el que se mencionaba que la institución financiera estatal y el Fondo Monetario Internacional (FMI) planean una devaluación gradual  de la moneda nacional a consecuencia de los efectos que provoca el Covid-19 en la economía.

"Cabe aclarar a la opinión pública que dicha información es absolutamente falsa y descontextualizada del informe emitido  por el FMI", indica el comunicado del BCB.

El documento  también menciona que en el documento del FMI se ratifica que las autoridades de Bolivia han subrayado su compromiso de mantener la estabilidad del tipo de cambio y ejercer una supervisión financiera prudente para garantizar la estabilidad continua del sistema financiero.

"Adicionalmente, se señala claramente que el personal del FMI coincide con esta visión de las autoridades sobre la necesidad de mantener la estabilidad del tipo de cambio y el FMI considera que un cambio gradual hacia una mayor flexibilidad a mediano plazo ayudaría a relajar las restricciones fiscales y aliviar la presión sobre las reservas internacionales. Esta visión del FMI en ningún momento fue compartida por las autoridades bolivianas", también señala parte del comunicado del Banco Central de Bolivia.

Sin condiciones

También menciona que financiamientos recibidos por parte del FMI "no estuvo sujeto a ningún compromiso por parte de las autoridades bolivianas".

Destacan, además, que la tendencia decreciente de las reservas internacionales que se observó desde 2015 se ha detenido, que en los primeros meses de 2020 las mismas se estabilizaron "debido a las medidas implementadas y a la confianza del público en la moneda nacional, lo que se ha reflejado también en avances de la bolivianización, tanto en la cartera como de los depósitos".

El BCB finaliza su comunicado indicando que las reservas se encuentra en niveles adecuados bajo diferentes parámetros internacionales y garantizan los pagos externos e internos en moneda extranjera que la población desee realizar.