Escucha esta nota aquí

Como lo vienen haciendo otras ligas, en especial en Europa, es partidario de que el fútbol boliviano se reanude lo antes posible, tomando en cuenta todas las medidas y protocolos de bioseguridad para prevenir los contagios del Covid-19. Por ello, Juan Alfredo Jordán, presidente de Blooming, en el programa radial ‘Desayuno’ se mostró contrario a la postura del ministro de Deportes, Milton Navarro, que afirmó que los entrenamientos recién volverían en agosto y la actividad competitiva en octubre.

"Sale el ministro de Deportes y afirma que "el fútbol recién retornará en octubre", y dicen que el fútbol es peligroso y que es un punto de contagio. Más peligroso son los mercados móviles que tenemos hasta en la esquina de la casa. Yo soy muy católico, muy creyente en Dios, pero salen las autoridades y permiten las reuniones en las iglesias”, explicó. Se preguntó: ¿Por qué no podría permitirse también al fútbol?”.

El ministro Navarro defendió su postura explicando que hasta el viernes no había recibido de parte del fútbol un plan para que los clubes vuelvan primero a los entrenamientos y después a competir. La autoridad sugirió la elaboración de un plan “inteligente”, y según el diario Página Siete, con esa frase se dirigió a los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y a los clubes de la División Profesional.

Entre tanto, los dirigentes de algunos de los clubes pretenden que sus respectivos planteles retornen a los entrenamientos a partir del 15 de julio y la competencia se realice desde julio. La postura de la FBF es distinta, pues maneja la opción de que los entrenamientos se reinicien en julio y que la competencia se reanude en agosto. “De acuerdo a la evolución de la pandemia, se podría tomar otras decisiones”, dijo el titular federativo César Salinas.