Escucha esta nota aquí


La cápsula Crew Dragon de SpaceX con dos astronautas estadounidenses, lanzada el sábado desde Cabo Cañaveral (Florida), se acopló este domingo a la Estación Espacial Internacional.

Poco después, el procedimiento se completó con un sello hermético.

Se trata de un paso crucial en esta misión histórica, la más peligrosa y de alto nivel jamás confiada a una empresa privada por la NASA.

A bordo de la cápsula están los astronautas Bob Behnkhen y Doug Hurley, ambos veteranos del programa del transbordador espacial de la NASA, finalizado en 2011. 

"El acoplamiento está completo", dijo un miembro de la tripulación. 

"Ha sido un verdadero honor ser una pequeña parte de este esfuerzo de
 nueve años desde la última vez que una nave espacial de Estados Unidos
se ha acoplado a la Estación Espacial Internacional", añadió. 

A continuación, se presurizará el vestíbulo entre la cápsula y la ISS, y la escotilla se abrirá en alrededor de una hora.

El primer contacto y acoplamiento de la nave espacial al objetivo, ubicado a 400 km de la Tierra, ocurrió a las 10:16 hora de Bolivia, algunos minutos antes de lo previsto. Se trata de un paso crucial en esta misión histórica, la más peligrosa y de alto nivel jamás confiada a una empresa privada por la NASA.

Es el primer vehículo comercial dentro de la era espacial.

Después del exitoso despegue de la misión Demo-2 ayer la Crew Dragon de la NASA y SpaceX llegó a la Estación Espacial Internacional momento en que inició las maniobras de acercamiento final para enganchar su nariz con la puerta de entrada a la Estación.

Esta es la primera misión desde el fin en 2011 de los vuelos de naves estadounidenses hacia la ISS, lo que dejó a los cohetes rusos Soyuz, más seguros y menos caros, la exclusividad de los vuelos tripulados.



Durante nueve años, los viajeros a la ISS salieron todos del cosmódromo de Baikonur, tras haber seguido entrenamientos en Rusia y aprendido la lengua de Pushkin.

Con gran "fair play", la agencia espacial rusa Roskosmos felicitó este domingo a SpaceX por el exitoso despegue de su cohete.

"Quisiera saludar a nuestros colegas estadounidenses", declaró en un video publicado en la página Twitter de Roskosmos el cosmonauta Serguéi Krikaliov, director ejecutivo de la agencia espacial rusa para los programas de vuelos tripulados.

"El éxito de esta misión nos va a aportar nuevas oportunidades que beneficiarán a todo el programa internacional" de vuelos tripulados en el espacio, agregó.