Escucha esta nota aquí

Cientos de personas en Londres desafiaron el domingo las restricciones sanitarias de la pandemia y se manifestaron cerca de la embajada de Estados Unidos para protestar por la muerte de un ciudadano negro estadounidense a manos de la Policía.

Los manifestantes cantaban "sin justicia, no hay paz" y llevaban pancartas donde se podía leer "Black Lives Matter" (las vidas negras importan), uno de los eslóganes que más se ha oído en las protestas en Estados Unidos a raíz de la muerte de George Floyd el lunes durante su detención en Minneapolis.

Un centenar de personas se habían congregado antes en Trafalgar Square, en el centro de Londres, en memoria del afroestadounidense muerto. Los presentes se arrodillaron durante nueve minutos, el tiempo durante el cual un policía mantuvo presionando el cuello de Floyd con su rodilla.

Aunque muchos manifestantes llevaban mascarillas, era difícil respetar la distancia social impuesta para contener la pandemia del nuevo coronavirus.

Las autoridades autorizarán a partir del lunes las reuniones de más de seis personas en Inglaterra (más de ocho en Escocia), cuando empezarán a suavizarse las restricciones impuestas desde hace más de dos meses.