Escucha esta nota aquí

El bloqueo en la carretera Santa Cruz – Beni perjudicó a diferentes sectores que usan esta vía para transportar sus productos, tales como el agro, la ganadería y el forestal. La medida detuvo el envío de ganado proveniente de Beni y de la madera, extraída de la zona de Guarayos y parte de la siembra agrícola. Sin embargo, representantes de estas actividades indicaron que esperan la rehabilitación de la vía, debido a que su mal estado perjudica y encarece los costos de transporte.

Jorge Ávila, gerente general de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), dijo que el paro perjudicó la zafra maderera que se encuentra en su etapa final.

El ejecutivo sostuvo que la vía es fundamental para el sector, debido a que por la misma se saca la producción maderera de la zona de Guarayos, que aportacon el 42% de la producción forestal del país, y de la Chiquitania que representa el 25%.

“Toda esta madera transita hasta Santa Cruz por esta carretera. Entendemos que tiene que ser arreglada, pero el bloqueo nos ha ocasionado un gran perjuicio”, afirmó Ávila.

Sin embargo, observó que la ruta está completamente deteriorada y a medida que siga así, afecta a las empresas madereras que operan por el tramo.

“El transporte se vuelve mucho más complejo y caro”, dijo.

Abdón Nacif, presidente de la Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni), señaló que cerca de 2.000 cabezas de ganado bovino que estaban en tránsito fueron detenidas en medio de la ruta. La mayoría tenía como destino los centros de vacunación contra la fiebre aftosa.

El ganadero explicó que la carretera es vital para su sector porque cerca de 270.000 reses se movilizan para el camino rumbo a Santa Cruz, tanto para faeneo como para el engorde.

Pero la autoridad también se mostró a favor de la medida, que tuvo bloqueada la ruta porque hay deficiencias en diferentes tramos del camino troncal.

“El ganado llega golpeado. Desde hace más de un año se viene diciendo que la van a construir pero nada. Solo quitaron el asfalto, en una parte que está mucho peor”, afirmó.

Por su parte, el gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga, señaló que el bloqueo perjudicó a los productores que se encuentran en siembra.

Además muchos productores no pudieron proveerse de combustible. Sobre la situación del camino, afirmó que por su mal estado los costos suben.

Demanda

La restauración de esta vía se viene planteando desde hace tiempo. Fue construida en la década de los 90, y a la fecha luce destruida en varios de sus puntos. El enojo de transportistas y organizaciones sociales se debe a que el camino es vital porque conecta la zona este de Santa Cruz, una de las más productivas del departamento, con el resto del país.

Pero pese a que la zona es próspera en producción es pobre en caminos. El DEBER pudo verificar que varios tramos tienen la capa asfáltica completamente destruida. En algunas zonas de Beni incluso el asfalto no existe.

Uno de los tramos más afectados es Pailón - Cuatro Cañadas, donde existe un sinnúmero de baches sobre la debilitada capa de asfalto. El mismo panorama se ve en el trecho San Julián - San Ramón, y en la ruta Ascensión de Guarayos - Trinidad.

Este panorama generó la protesta de transportistas y organizaciones sociales que bloquearon la ruta por cinco días y acusaron al Gobierno de no cumplir los plazos y fechas para el inicio de la rehabilitación de la obra, establecidos en varios acuerdos.

El bloqueo fue levantado ayer y los transportistas declararon un cuarto intermedio, mientras negociaban con el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

En su descargo desde el nivel estatal, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) informó que desembolsó un anticipo de Bs 1.047 millones a cuatro consorcios, que se adjudicaron la obra, que arrancará el próximo 5 de noviembre.

La estatal explicó que las demoras se debieron a que tenían que cumplir plazos y requisitos de los organismos financiadores del proyecto de 540 kilómetros.

Acuerdos

Las negociaciones con el Gobierno para desarticular el bloqueo comenzaron el jueves, y continuaron ayer cuando firmaron un acuerdo con los transportistas de la provincia Guarayos. Esto motivó a que se levante la medida en el municipio de Ascensión.

Un día antes se desarticuló la protesta en Cuatro Cañadas, previa liberación de 13 personas detenidas en los enfrentamientos del martes y miércoles.

El ministro Romero, al firmar el acuerdo, señaló que el mismo es una muestra de que existe la predisposición para dar solución a las demandas de los diferentes sectores. “Si hay otras demandas específicas, las vamos a recibir, mientras el bloqueo esté levantado vamos a escucharlos”, dijo.

Los detalles del acuerdo fueron que la ABC dispondrá de maquinaria en todos los tramos de la vía mientras duren las obras en los cuatro tramos de la carretera.

Por otro lado, la estatal YPFB se comprometió a ampliar el horario de la venta de GNV de 6:00 hasta las 22:00.

Negociación con San Julián

Si bien las negociaciones llegaron a buen término con la gente de Guarayos y Cuatro Cañadas, no pasó lo mismo con los transportistas de San Julián.

En este municipio, el pasado miércoles se registraron enfrentamientos entre la Policía y organizaciones sociales del lugar.

El saldo de la gresca fue de 10 detenidos y la quema del módulo policial en este municipio. A esto se sumó la destrucción de vehículos de la institución del orden.

Para sentarse a la mesa del diá- logo los transportistas exigieron la liberación de los detenidos.

En cambio el ministro Romero pidió que se levante el cerco en San Julián. El pedido de la autoridad fue cumplido, pues cerca del mediodía se dejó expedita la vía, luego el diálogo con los dirigentes de este municipio comenzó las 15:15.

Cerca de las 18:00 se dio un cuarto intermedio, luego de que una parte de las bases del interbloque del Transporte de la Chiquitania y pobladores de este municipio dieran a sus dirigentes un plazo de dos horas para lograr un acuerdo. Róger Urquizo, dirigente de este sector, llamó para no entorpecer las negociaciones.

Las cosas no pasaron a mayores y la negociación llegó a buen puerto, se acordó levantar el bloqueo, tras la firma del acuerdo.