Escucha esta nota aquí

El fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, anunció que, del 1 al 5 de junio, se realizará la rehabilitación del marcado biométrico para imputados con medidas sustitutivas en las ciudades de La Paz y El Alto, bajo estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad por el Covid-19.

El registro se realizará a través del reconocimiento facial por fotografía y, de acuerdo con el último dígito de la cédula de identidad del imputado, ante la flexibilización de la cuarentena en ambas ciudades.

“Con la finalidad de no colapsar y evitar la aglomeración de personas, durante la primera semana vamos a aplicar la modalidad condicional del último dígito de las cédulas de identidad para la rehabilitación del marcado biométrico en las ciudades de La Paz y El Alto, donde se tiene aproximadamente 8.000 imputados con medidas sustitutivas. A partir del lunes 8 de junio el servicio se normalizará en los días señalados por la autoridad jurisdiccional con periodicidad semanal, quincenal o mensual de acuerdo a cada caso”, sostuvo Cossío.

El lunes 1 de junio se atenderá a los imputados que tengan las cédulas de identidad con las terminaciones 1 y 2, el martes 3 y 4, miércoles 5 y 6, jueves 7 y 8 y el viernes 9 y 0. La atención se realizará desde las 07:00 hasta las 14:00.

“En la Fiscalía Departamental de La Paz se habilitó una ventanilla hacia la calle para la rehabilitación del marcado biométrico, manteniendo la debida distancia, en el caso de El Alto se habilitó una caseta en la puerta de la Fiscalía para hacer efectivo el marcado. Asimismo, toda persona que acuda a nuestras instalaciones deberá portar su correspondiente barbijo”, agregó el fiscal.

El registro biométrico fue suspendido el 22 de marzo del presente, de manera excepcional, por la declaratoria de emergencia sanitaria a nivel nacional por los casos de coronavirus.