Escucha esta nota aquí

La maternidad Percy Boland, tuvo que cerrar temporalmente el área de terapia intensiva de mujeres para salvar la vida de una madre con Covid-19, que dio a luz a un bebé sano, pero que tuvo complicaciones. Ante la emergencia, la mujer pasó a ocupar una cama de cuidados intensivos, por lo que ahora el maternológico no puede internar a más pacientes críticas.

La situación preocupa al director de la maternidad Percy Boland, Federico Urquizu, que el sábado se reunió con la ministra de Salud, Eidy Roca, a fin de buscar una solución urgente al problema. Se decidió crear una sala de terapia intensiva exclusiva para mujeres con Covid-19, a fin de que la paciente sea transferida a ese lugar y el área de terapia intensiva vuelva a ser habilitada, después de un proceso de desinfección. 

Inicialmente, la sala de cuidados intensivos para mujeres con Covid-19 contará con una cama y ya se han iniciado los procesos administrativos para que el Ministerio de Salud envié los equipos necesarios. Es decir, una cama, un respirador y un monitor cardíaco.

El director del hospital refirió que la paciente es una de las tres gestantes con Covid-19 que han sido atendidas en ese centro en lo que va de la emergencia sanitaria. Todas dieron a luz niños sanos y ella la única que tuvo complicaciones por el Covid-19. Además, informó que se han asistido diez partos de gestante con sospecha de coronavirus.

 Urquizu explicó que la maternidad no es centro de referencia de atención del Covid-19, pero ante la explosión del coronavirus está recibiendo algunos casos de mujeres infectadas y embarazos complicados, que son derivados de otros centros de la ciudad y de las provincias.

Previendo que esta situación podía darse, el hospital habilitó por cuenta propia, hace más de un mes, un punto de triaje para detectar síntomas de la enfermedad en las mujeres embarazadas antes de su ingreso a la sala de Emergencia, con el fin de derivarlas a un lugar aislado y para tener en alerta al personal de salud.

De igual forma, habilitó un área de aislamiento (con tres camas), un quirófano y una sala de parto para mujeres con covid-19. También instaló una sala de aislamiento para recién nacidos de madres con coronavirus.

Sin embargo, no se pudo abrir un área de terapia intensiva para mujeres con Covid-19 por falta de equipamiento. “Hoy mismo hemos enviado el requerimiento oficial al Ministerio de Salud para que se hagan las gestiones y podamos contar lo antes posible con esta área”, insistió el médico.

En la reunión del sábado, la ministra de Salud también se comprometió a instalar un laboratorio para pruebas de Covid-19, que atenderá la demanda del maternológico y del Norte Integrado.