Escucha esta nota aquí

José Ernesto ‘Keko’ Álvarez, que presidió Oriente Petrolero desde el 2014 al 2017, considera que Ronald Raldes, hoy titular del club, ha equivocado el camino al intentar desprestigiar la gestión de sus antecesores y de sobrevalorar una deuda que, según su versión, no es real.

Álvarez fue entrevistado este lunes por el programa ‘Los Más Buscados’ de EL DEBER Radio. En la oportunidad se refirió a la denuncia que hiciera Raldes acerca de una supuesta cuantiosa deuda que le dejaron (asumió en julio de 2019) los directivos de las gestiones pasadas y que se aproxima a los 2.800.000 dólares. El exfutbolista y actual presidente de Oriente dijo que el panorama es bastante complicado, con la pandemia de por medio, y es necesario administrar el club con una visión acorde a los nuevos tiempos para salir adelante.

Sobre el tema, Álvarez dijo que cuando Miguel Ángel ‘Choco’ Antelo asumió en el 2013 también había deudas por pagar y muchas no aparecían en la contabilidad. Contó que lo mismo sucedió cuando él asumió en el 2014 y puso como ejemplo una deuda con la cooperativa San Luis, que la “terminó honrando”, pues había que mirar hacia adelante y asumir la responsabilidad sin buscar culpables de lo que se hizo.

Explicó que la deuda de la que habla Raldes se generó en la gestión de Carlos Chávez por impago de impuestos de casi un millón de dólares y  que pese a ser cuantiosa no indujo a un conflicto institucional.
“Lanzan un dato innecesario. Un miembro de fiscalización ya les ha dicho que la deuda que dejó Chávez ha prescrito porque data de hace más de 20 años. Además, hay una demanda que el mismo Chávez, estando en la Federación, ganó en Impuestos Internos”, dijo.

El valor de la marca 

Según Raldes con las deudas y los malos manejos administrativos que se hizo en el club, se desvalorizó la marca Oriente Petrolero.

Al respecto, Álvarez sostiene que el valor de la marca del club mejoró desde la presidencia de ‘Choco’ Antelo y que que cuando le tocó presidir Oriente llegaron a contar con un total de 8.000 socios activos, lo que es una gran señal del crecimiento.

“Dejé el club con un contrato de aproximadamente 600 mil dólares solo en patrocinios. Esto no lo han podido conseguir ellos. Por eso me gustaría saber cómo han hecho con los nuevos contratos de sponsorización. Tendrían que demostrarlo públicamente. Oriente Petrolero,  solo por la camiseta, llegó a recibir entre 470.000 y 600.000 mil dólares. Quisiera saber si Bolívar, The Strongest o Blooming alcanzaron esas cifras por patrocinio en sus camisetas. Mucho de ese dinero, ellos (directorio de Raldes) han estado recibiendo y gastando desde 2018. No dicen la verdad sobre la marca, que se consolidó cuando logramos que se registren 8.000 socios activos. Ahora hay menos de 3.000 y no es por la pandemia”, ironizó Álvarez.


Caso Alí Meza

Raldes también informó la semana pasada que el delantero venezolano Alí Meza fue transferido en la temporada pasada a un club del exterior en un valor mucho menor de lo que estaba tasado en Oriente Petrolero (2.000.000 de dólares), lo que disminuyó el activo del club.

Sobre ese asunto, Álvarez admitió que eso pasó, pero fue en un momento que ameritaba hacerlo y que esa transferencia, por $us 800.000, está registrada en el club.

 “Lo mismo se dijo de Alcides Peña, que valía un millón de dólares y no conseguimos venderlo en esa cifra hasta que se venció su contrato. ¿Cuál es el problema para decir semejantes barbaridades? Hay momentos en que las cosas se devalúan y por diferentes circunstancias se tienen que vender. Por eso no entiendo qué quieren demostrar con ese tipo de declaraciones. Lo que sí deberían hacer es decir qué se hizo con esos 800.000 dólares de la venta de Alí Mesa. Nosotros dejamos un detalle de la transferencia y está en el club”, puntualizó.

Otras frases de Álvarez

Deudas personales: “Raldes dice que hizo una auditoría, por qué sigue hablando de ella si ya fue presentada con salvedad. Hicieron que el auditor que contrataron dijera que las deudas a Choco Antelo, Carlos Ribera y Keko Álvarez no tienen un contrato privado. De las deudas por pagar hay recibos, que el mismo auditor corroboró”.

Falta comunicación: “Cuando salí de Oriente, lo único que saqué fue mi chamarra y un lapicero. Pero no pueden decir que hay una deuda de 2.800.00 por una que ya ha prescrito. Les ha faltado comunicación para tener datos oficiales de muchas cosas". 

Ejemplo a seguir: “Así como solucionamos la deuda con la cooperativa San Luis, que de 800.000 dólares quedamos debiendo 300.000 dólares, se debe hacer con las otras. Hay que negociar. No sabemos para qué están inflando el pasivo”.
 
Hablar menos, trabajar más: “Visión moderna no es abandonar el estadio Luján como está ahora, siendo que nosotros lo mantuvimos en buenas condiciones. Hay que trabajar y dejar de hablar para quien lo antecedió. No lo hará más grande hablando mal, es con trabajo. Cuando Choco (Antelo) se fue, al equipo se le debía cinco meses de sueldo y lo asumimos calladitos”.

Respeto: “Lo único que aprendí estando con Choco Antelo en el directorio fue honrarlo y respetarlo, porque cuando no hay respeto a un expresidente significa que están por encima de la institución. Eso está pasando en Oriente. El club es más que un presidente o los ex presidentes”.
 
Presupuesto: “Han presentado un presupuesto de 3.400.000 dólares para el 2020. Lo hicieron en función a los ingresos. En ese presupuesto obviaron los derechos de televisión que probablemente van a mejorar”.


El mejor presidente: “Para mí, el mejor dirigente de la historia de Oriente fue y será Choco Antelo. Va ser difícil que lo igualen. Fue jugador y presidente. Nos dejó una enseñanza tremenda: el bien mayor es el club. Ahora han cambiado las cosas porque se están dedicando a desprestigiar las gestiones pasadas. Lo que pasa es que el techo les ha quedado muy alto. ¿Será que llegarán a tener ocho mil socios activos?”