Escucha esta nota aquí

El fabricante chino, Geely Auto estableció su Programa Healthy Car en respuesta al inicio del coronavirus en aquel país. Para ello destinó $us 52 millones con el objetivo de desarrollar vehículos saludables que se centren en las tecnologías de aire para filtrar bacterias dañinas, así como el desarrollo de materiales autolimpiables para su uso en puntos de contacto como manijas de las puertas o botones. Así lo reportó Forbes México.

En un comunicado Geely Auto señaló en marzo pasado que gracias a este programa recibió el reconocimiento oficial de TÜV Rheinland Group, una organización de inspección, prueba y certificación independiente e internacional, pues logró desarrollar el primer filtro CN95.


Con ello, la marca china anunció que partir de mayo sus modelos GX3 y X7 Sport, así como la SUV Geely ICON, cuentan con certificado de filtración de aire N95, lo cual permitiría cuidar la salud de los conductores y sus acompañantes contra virus y bacterias, pues su sistema “brinda a los ocupantes el mismo nivel de protección que una máscara protectora”, mencionó el fabricante.

El Geely ICON es una SUV que hace uso de tecnologías híbridas de 48V que reducen el consumo de combustibles a nuevos mínimos de 5.7 litros por cada 100 km. El sistema de 48V se combina con el motor de 1.5T para ofrecer 130 kWh de potencia y 255Nm de torque en su base. También usa una transmisión de doble embrague de 7 velocidades que le permiten acelerar de 0 a 100 km en 7.9 segundos. Este vehículo cuenta con tecnologías de conducción inteligentes.

Por su parte el modelo GX3 es un vehículo crossover compacto de 1.5 litros, el cual tiene una transmisión mecánica de cinco velocidades con una potencia máxima de 102 caballos de fuerza. Mientras que el Geely X7 Sport es un SUV, dirigido al mercado más juvenil, el cual alcanza una potencia máxima de 102 kW A 112 kW, dependiendo de los distintos modelos en los que se presenta y cuyas musculares líneas de diseño asemejan a un leopardo.