Escucha esta nota aquí

Ante la demanda de cineastas y audiovisualistas, el Ministerio de Culturas y Turismo aseguró los recursos destinados al Fondo de Fomento al Cine y arte Audiovisual Bolivianos, que se anularon por un decreto que establecía el cierre de Intervenciones Urbanas, de donde salían esos fondos.

Tras la reunión entre la ministra de Culturas y Turismo, Martha Yujra Apaza, y el ministro de Planificación del Desarrollo, Carlos Melchor Díaz, se determinó la recuperación de estos recursos destinados al sector de los cineastas. La medida asumida responde a la solicitud del sector cinematográfico que días antes había pedido, a la autoridad, apoyo para sostener la industria del cine mientras se extiendan las medidas de alerta sanitaria.

La Coordinadora del Audiovisual Boliviano (CAB) agrupa a una veintena de asociaciones, fundaciones, colectivos y festivales de cine que trabajan en el país. En días pasados, se declararon en emergencia ante la imposibilidad de trabajar durante la cuarentena.

“Producto de las gestiones de la ministra de Culturas y Turismo y atendiendo la necesidad del sector audiovisual y cinematográfico, declarado en emergencia, se consiguió que el Ministerio de Planificación del Desarrollo garantice el desembolso de los montos comprometidos por la Agencia del Desarrollo del Cine y Audiovisual Bolivianos (Adecine), consignados al Fondo de Fomento de este sector”, señala un comunicado.

El compromiso de la ministra Yujra implica la gestión pronta para disponer los recursos mencionados a la brevedad, agilizando para ello los procesos administrativos.

El “Fondo de Fomento al Cine y Arte Audiovisual Bolivianos” es un mecanismo de promoción, mediante incentivos a la libre creación y producción de contenidos, exhibición y circulación del arte cinematográfico y audiovisual en todas sus formas, formatos y soportes. Desde esta instancia, administrada por Adecine, se tiene previsto destinar recursos a varias categorías concursables.

Adecine establece seis categorías para la distribución de los recursos. La naturaleza de fondo concursable implica que los interesados deben presentar proyectos de ejecución de acuerdo a las disposiciones de la convocatoria.

Desarrollo del cine en todas sus modalidades incluye la ficción y documental; Producción en largometraje de ficción, largometraje documental, largometraje de animación, cortometraje de ficción y cortometraje documental; y postproducción en ficción y documental.

También está la categoría de Promoción y Exhibición con ficción, documental y cortometraje.

Otra categoría, la de Circulación y Movilidad, contemplan las actividades como formación, festivales, muestras, talleres o seminarios.

Otra categoría más hace referencia a la conservación de películas con sus modalidades de preservación y archivo.

En la categoría de gestión cultural para el audiovisual y formación con modalidades en salas alternativas no comerciales se respaldan las acciones de muestras, ciclos y festivales; mediación (formación de públicos jóvenes); formación profesional (dirigida a profesionales del área) y formación no profesional (dirigida a todo público).

La sexta categoría viene a ser investigación cinematográfica en cine indígena, originario, campesino, afroboliviano y comunitario con su modalidad de producción de cortometrajes, producción de largometrajes y difusión.