Escucha esta nota aquí

El fútbol boliviano presentó su plan al gobierno para que el balón vuelva a rodar. La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) envió un comunicado a la ministra de Salud, Eidy Roca, en el cual propone que los entrenamientos grupales de los clubes de la División Profesional puedan volver desde julio y que la competencia se reanude en agosto. También solicita la aprobación para que la selección se concentre para realizar un trabajo, desde el 15 de este mes, con miras a las eliminatorias.

La FBF explica que los protocolos de seguridad fueron elaborados en conjunto con los 14 médicos de los clubes, basándose en las normativas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los dos entes que rigen a la federación: Conmebol y FIFA. El mismo contempla, entre otras normas, la desinfección de los centros deportivos y pruebas de detección para evitar los contagios, siempre priorizando la salud.

Los equipos tendrán un tiempo mínimo de cuatro semanas de pretemporada para luego pasar a la etapa competitiva no dejando de lado la bioseguridad. Confiando en que se están tomando los recaudos necesarios, la federación presentó un protocolo médico, de árbitros, de la prensa y de selecciones.

También el máximo ente del fútbol nacional detalló que los clubes viven una crisis por la cuarentena que los ha dejado sin ingresos y que ello causa que no se pueda cumplir con el pago de las planillas. 

Por este motivo considera que en coordinación con todos los actores se reanude el fútbol, que en Bolivia quedó paralizado el 22 de marzo cuando se decretó la cuarentena. La última fecha del Apertura (la 12 de 26) se jugó el 15 de ese mes.