Escucha esta nota aquí

La tormenta tropical Amanda dejó 26 fallecidos a su paso por El Salvador, Guatemala y Honduras el pasado fin de semana, según los últimos balances comunicados este martes por esos países, que siguen en alerta ante las lluvias provocadas por la tormenta tropical Cristóbal, en el Golfo de México.

En El Salvador, el país más impactado, la cifra de fallecidos pasó de 16 a 20, según el último balance oficial sobre Amanda del Ministerio de Medio Ambiente.

"Uno de los siete desaparecidos que teníamos fue localizado (con vida) y fue llevado a su casa", declaró en rueda de prensa la jefa del gabinete de ministros de El Salvador, Carolina Recinos.

Amanda dejó carreteras anegadas y con derrumbes, viviendas destruidas e inundadas, y cortes de electricidad y de agua potable en los tres países.

En El Salvador 7.886 personas encontraron refugio en 179 albergues habilitados por las autoridades. El gobierno pidió a esos habitantes que permanecieran allí, ya que se prevé que las lluvias se intensifiquen el fin de semana.

Recinos precisó que 2.000 viviendas resultaron "completamente destrozadas", e indicó que hubo 120 inundaciones y 164 derrumbes en carreteras y otros puntos.

Ante las condiciones de "alto contenido de humedad en el suelo" y la previsión de la continuidad de las lluvias de tipo temporal debido a la influencia de la tormenta Cristóbal, el ministerio de Medio Ambiente alertó sobre la "alta probabilidad de múltiples deslizamientos (de tierra) y caídas de roca" que puedan afectar viviendas y carreteras. 

En Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), indicó que cuatro personas han fallecido por las lluvias, que también provocaron derrumbes e inundaciones en varias partes del país.

En Guatemala, la Coordinadora para la Reducción de Desastres, mantenía en tanto la cifra de víctimas en dos muertos y dos heridos por las fuertes lluvias

Las autoridades guatemaltecas reportaron 500 viviendas con daños de diferente gravedad.

La alerta en el norte de Centroamérica se mantiene después de que se formara en el Golfo de México la tormenta tropical Cristóbal, el tercer ciclón con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Con cerca de 50 millones de habitantes en una extensión territorial de 533.000 km2, el istmo centroamericano es considerado como una zona de "multiamenazas", por estar expuesta a huracanes y a una alta sismicidad.