Escucha esta nota aquí

El personal sanitario español que ha luchado en primera línea contra el coronavirus fue honrado este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, por su "heroico espíritu de sacrificio" aún a riesgo de perder "la propia vida".

El galardón, el primero de los ocho que se concederán a personas o instituciones destacadas en diversos ámbitos a nivel mundial, fue anunciado luego de que el jurado se reuniera telemáticamente en razón de la pandemia, que golpeó España con fuerza.

Aplaudido todas las noches a las 20:00 por los españoles, el personal sanitario en España ha sufrido una alta tasa de contagios por la enfermedad, representando un 22% (más de 50.000) de los 240.000 casos confirmados, según cifras oficiales. Además, más de medio centenar de médicos han muerto, de acuerdo con los colegios médicos.

En su fallo, el jurado felicitó a las "miles de personas, que, desde sus respectivas responsabilidades y tareas, en centros sanitarios públicos y privados, y otros servicios, han estado en contacto directo con los pacientes afectados por la Covid-19, conformando la primera línea en la lucha contra esta enfermedad".

"Con su heroico espíritu de sacrificio, y asumiendo graves riesgos y costes personales, incluso la pérdida de la propia vida, se han convertido ya en el símbolo" de la lucha contra el virus, lo que les ha valido "constantes muestras de agradecimiento y solidaridad" por parte de la población, señaló el acta.

El jurado puso en valor "la importancia de la proyección de esa ejemplaridad personal hacia el futuro incierto que se avecina" en el mundo pospandemia.

Aplausos diarios

El personal sanitario en España, país que con más de 27.000 muertos ha sufrido con fuerza la pandemia, recibe desde que comenzó el confinamiento a mediados de marzo los aplausos de los españoles desde sus balcones a las 20:00 locales.

En los momentos más álgidos de la epidemia, los profesionales de la salud se quejaban del desborde de hospitales y de falta de material de protección. En Madrid, la zona más golpeada, el personal sanitario se ha manifestado en los últimos días exigiendo más medios.

El Ministerio de Sanidad no reporta desde hace días el número de trabajadores sanitarios que se han infectado.

La pandemia del coronavirus y las restricciones a la movilidad para reducir los contagios llevaron a que por primera vez en la historia de los premios el jurado no se reuniera a deliberar en Oviedo (norte), sede de la Fundación Princesa de Asturias, sino que debatiera por videoconferencia.

Ciclo de premios

En 2019, el premio a la Concordia había recaído en la ciudad polaca de Gdansk, ensalzada como símbolo de las libertades por su resistencia al nazismo y luego encender la chispa que terminó democratizando a Europa Oriental.

En este apartado fueron honrados en el pasado instituciones como la Unión Europea, Unicef, Caritas y la Real Academia Española de la lengua e individuos como Stephen Hawking, Ingrid Betancourt y J.K. Rowling.

Este año, el personal de la salud español se impuso entre 35 candidaturas de 19 países.

El premio de la Concordia inaugura el ciclo de los premios internacionales Princesa de Asturias, considerados los más prestigiosos del mundo iberoamericano.

Son ocho en total, que irá concediendo la Fundación Princesa de Asturias durante junio a personas o instituciones destacadas a nivel mundial en ámbitos que van de la investigación científica a los deportes, pasando por las artes y las ciencias sociales.

Instituidos en 1981, están dotados con 50.000 euros (56.000 dólares) y una escultura creada por Joan Miró.

Los galardones, que toman su nombre del título de la heredera al trono de la Corona española, la princesa Leonor, son entregados por los reyes en octubre en una ceremonia en Oviedo, capital de Asturias.