Escucha esta nota aquí

El gobierno alemán decidió este miércoles poner fin a partir del 15 de junio a las restricciones para los viajes de ciudadanos de la Unión Europea (UE), decretadas a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus, indicó el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas.

La medida incluye también a Islandia, Noruega, Lichtenstein y Suiza (que no pertenecen a la UE) y Reino Unido (en proceso transitorio de salida del bloque).

"El consejo de ministros decidió no prolongar las advertencias sobre los viajes" con destino a países de la UE y países asociados, y reemplazarlas por "recomendaciones" a los viajeros dependiendo del país de destino, dijo Maas en una rueda de prensa en Berlín.

Esto no significa que los viajes sean posibles a partir del 15 de junio a todos los países incluidos, subrayó el ministro, ya que algunos prevén prolongar sus restricciones más allá de esta fecha.

A mediados de marzo, la primera economía europea había lanzado "advertencias" a los viajeros mundiales, generalmente reservadas a los países en guerra o políticamente inestables, con el objetivo de desacelerar la propagación del nuevo coronavirus.