Escucha esta nota aquí

Toyota sorprendió al mundo con la presentación de su Corolla Special Edition 2020, una serie limitada a 1.500 unidades del compacto japonés, que luce una estética muy deportiva. Parece el entrante, a la espera del plato principal: el GR Corolla.

Desde luego, esta edición especial llama poderosamente la atención, gracias a diferentes componentes específicos. El primero es el color Rojo Supersonic, que contrasta con las llantas de aleación de 18 pulgadas y varias inserciones en color negro, como las taloneras laterales, el borde de la parrilla, el splitter delantero y el alerón trasero. 

En la zaga, va incluida la inscripción Special Edition, por si a alguien todavía le quedaba alguna duda de que el auto no es uno más en la familia.



Lamentablemente, no se pueden hablar de mejoras mecánicas, ya que el modelo japonés 'se conforma' con el motor de gasolina estándar de la gama en Estados Unidos. Hablamos de un bloque atmosférico de 2,0 litros y 170 CV, que trabaja junto una transmisión automática con variador continuo CVT, aunque en opción se puede equipar una caja manual de seis velocidades.

Por supuesto, la tracción es al eje delantero y el vehículo se empezará a comercializar en el último trimestre del año. ¿Y el GR Corolla? El rumor apunta a que todo el esquema mecánico y técnico del GR Yaris pasaría a su hermano mayor. Es decir, contaría con 260 CV, tracción a las cuatro ruedas y un diferencial autoblocante Torsen en cada eje.

Aprovechando la presentación del Corolla Special Edition, Toyota ha informado sobre las mejoras de equipamiento en la gama para Estados Unidos. Así, el auto recibe los sistemas de salida de aparcamiento (en batería, marcha atrás) y de control del ángulo muerto.