Escucha esta nota aquí

Una elefante preñada sucumbió después de haber consumido una fruta, probablemente una piña, llena de petardos en el sur de India, anunciaron el miércoles las autoridades locales.

El elefante salvaje se había aventurado el 27 de mayo en un pueblo cerca del Parque Nacional de Silent Valley en el estado de Kerala cuando comió la fruta amañada

"La piña llena de petardos explotó en su boca, causándole graves heridas", dijo a la AFP Surendra Kumar, alto responsable de la protección de la fauna de Kerala.

Los aldeanos de la zona utilizan a menudo frutas amañadas para proteger sus cultivos de la fauna silvestre. Otros utilizan fuegos artificiales o vallas electrificadas para desviar a los elefantes de sus cultivos.

El mes pasado ya se había producido un incidente similar, dijo Surendra Kumar a la AFP.

La extensión de la presencia humana en India provoca regularmente incidentes con la fauna silvestre local, que ve su territorio y su entorno recortados poco a poco.

Alrededor de 2.300 personas murieron en ataques de elefantes entre 2014 y 2019, según datos del gobierno.

En el mismo período fueron muertos 510 elefantes.