Escucha esta nota aquí

La policía alemana anunció el miércoles que investiga a un nuevo sospechoso en el caso de la desaparición de la niña británica Madeleine McCann en 2007 en Portugal, un caso que conmocionó a la opinión pública europea.

"En relación con la desaparición de la niña británica Madeleine Beth McCann, de tres años, la fiscalía de Brunswick investiga a un ciudadano alemán de 43 años sospechoso de asesinato", declaró la policía federal mediante un comunicado.

El sospecho es un delincuente sexual que ya fue condenado en varias ocasiones, en particular por haber abusado sexualmente de menores. Actualmente se encuentra cumpliendo una larga condena "por otro asunto", precisó la policía.

A lo largo de 13 años, el caso de la pequeña Madeleine ha dado numerosos giros y ha provocado grandes decepciones. Centenares de personas han sido interrogadas, tanto por la policía portuguesa como por Scotland Yard. 

Madeleine McCann desapareció de su habitación el 3 de mayo de  2007, a pocos días de su cumpleaños, en un bloque de apartamentos en la costa de Praia da Luz, en el sur de Portugal, donde pasaba las vacaciones con su familia.

Los propios padres de la niña, Gerry y Kate McCann, fueron detenidos y finalmente exonerados durante la rocambolesca investigación, que acabó con el despido del inspector jefe portugués encargado del caso.

Tras ser cerrado en 2008, la policía portuguesa volvió a abrir el caso cinco años después, sin éxito.

Los investigadores alemanes han descubierto que el sospechoso vivió en el Algarve portugués entre 1995 y 2007, y que además de trabajar en la región, había cometido varios crímenes, en particular robos en hoteles y apartamentos.