Escucha esta nota aquí

Entre la tarde y la noche de ayer, la Fiscalía de Santa Cruz, que dirige Mirna Arancibia, procedió a la entrega de más de 1.000 bolsas solidarias de alimentos a ciudadanos de diferentes barrios alejados. Se trata de familias que necesitan ayuda en esta cuarentena por la emergencia sanitaria debido al coronavirus.

La fiscal Arancibia, confirmó que es la tercera vez que se lleva adelante esta acción solidaria con recursos de aportes propios de los fiscales y de todos los funcionarios de esa institución. Fue así que se reunió gran cantidad de alimentos de primera necesidad como arroz, azúcar, verduras, harina, fideos, pan y otros.

Los funcionarios, llegaron hasta los barrios más alejados y buscaron a familias, principalmente con muchos niños, para entregarles las bolsas solidarias. "Para nosotros esto es gratificante, hay gente que realmente lo necesita en estos tiempos difíciles de pandemia", dijo Arancibia.