Escucha esta nota aquí

El gobierno alemán anunció el miércoles por la noche que adoptó un histórico plan de recuperación de 130.000 millones de euros para los años 2020 y 2021, para estimular la economía, muy afectada por la pandemia.

Entre las medidas anunciadas figura la baja temporal del impuesto al valor agregado y transferencias de deudas de los municipios hacia el estado federal. 

También figura un subsidio de 300 euros por niño para las familias o el aumento de la prima por la compra de un nuevo vehículo eléctrico, con lo que espera apoyar el sector.

"Tenemos un plan de recuperación económica, un plan para el futuro y, por supuesto, nos ocupamos ahora además de nuestra responsabilidad por Europa y de la dimensión internacional", dijo Merkel. La prima por la compra de un vehículo eléctrico pasará de 3.000 a 6.000 euros.

Este plan de recuperación se agrega a otro millonario plan aplicado en marzo pasado, en lo más fuerte de la pandemia, para apoyar a las empresas y otorgar préstamos garantizados por el Estado.

El gobierno quiso dar un nuevo apoyo a las empresas, pues Alemania ha visto subir la tasa de desempleo en mayo al 6,3% y las empresas se vieron obligadas a solicitar el desempleo parcial para más de 11 millones de trabajadores desde marzo.