Escucha esta nota aquí

Después de varios anuncios fallidos, se espera que este jueves el hospital de tercer nivel de Montero abra sus puertas al público. Cerca de las 9:00 de hoy ingresó personal del Servicio Departamental de Salud (Sedes) para instalarse y afinar detalles de la esperada apertura de este nosocomio.

Mientras autoridades de salud y personal sanitario se encuentran en el interior del nosocomio, en las afueras permanecen militares y policías resguardando la infraestructura ante cualquier eventualidad. En la parte externa también se observa a vecinos, que esperan atención médica.

En esta primera fase, este hospital atenderá solo a personas que presenten síntomas de Covid-19 por la grave crisis sanitaria que atraviesa el país. Montero, que ayer reportó cuatro nuevos casos positivos de coronavirus, es el municipio más golpeado de la provincia Obispo Santistevan, con 1.382 casos confirmados. Todo el departamento de Santa Cruz reporta 7.637 contagios.

A pesar de que el hospital tiene capacidad para 200 camas, las autoridades sanitarias anunciaron que, en la primera etapa de atención, se contará con 34 camas y 12 unidades de terapia intensiva. La habilitación de más camas será gradual, según informaron fuentes médicas

Ayer el nosocomio no abrió sus puertas, pese a que la justicia concedió la tutela al gobernador Rubén Costas para la apertura del recinto, mediante una acción popular. Hoy, autoridades del Sedes nuevamente se constituyeron en el  hospital a la espera de su  apertura.

El motivo de la demora es la falta de la firma de una adenda entre la empresa constructora Makiber y el Gobierno nacional, que  establezca la entrega del hospital antes del plazo señalado en el contrato inicial, que estaba prevista para noviembre. 

Ante esa situación, se espera que en las próximas horas se agilicen los trámites burocráticos para atender al primer paciente de esa región. Actualmente, los pacientes con Covid-19 del Norte integrado son derivados a hospitales de la capital cruceña.