Escucha esta nota aquí

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, anticipó que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) trabaja una reglamentación para que los asalariados que tengan deudas con entidades bancarias, pero, que no hubieran recibido normalmente sus sueldos, puedan acogerse al diferimiento de pagos.

La autoridad, en conferencia de prensa, sostuvo que “si hay casos de algunos asalariados que no han recibido su salario, la empresa no se los ha podido pagar, o solo han recibido una parte, el decreto prevé, y lo está trabajando la ASFI, que puedan acogerse al diferimiento de los seis meses”.

Aseguró que se está cumpliendo lo que dice la ley, recalcando que existieron tres meses de diferimiento del pago de las deudas durante la emergencia sanitaria por coronavirus y ahora existen otros tres meses para quienes deben menos de Bs 1 millón y no reciben una remuneración mensual.

“Se están dando los seis meses de diferimiento, pero en la economía debemos buscar equilibrios, se debe tener asegurada la estabilidad del sistema financiero (…) Si se diera un tiempo más largo, no habría como dar los intereses a los ahorristas, por eso buscamos cumplir con ambas demandas”, acotó.

Enfatizó que, con la disposición de prolongar el plazo de pago para quienes tienen deudas menores y no son asalariados, se beneficia a un 99 por ciento de los deudores, recalcando que quienes comiencen a pagar sus deudas pueden negociar el diferir las cuotas de los tres meses que no pagaron al final de su préstamo.

Existan reclamos de algunos prestatarios que no reciben de forma normal sus salarios porque las empresas en las que trabajan resultaron afectadas por la crisis generada por la pandemia del coronavirus.