Escucha esta nota aquí

El jefe policial de Yapacaní, Franklin Villazón, dijo estar feliz por haber retornado a ese municipio, del que salió junto a su personal en medio de disturbios y ataques de un grupo de delincuentes, que destrozaron las instalaciones que ocupaban los agentes que visten el verde olivo al frente de la plaza principal de la comuna.

La llegada de los agentes, se realizó este viernes por la mañana y a tiempo de revisar los ambientes que ocuparán los policías, Villazón recordó que hay una alianza con las autoridades y los dirigentes de los sectores sociales para evitar nuevos contratiempos. 

"Vamos a trabajar con todas las organizaciones sociales. Aquí, la prioridad será la salud pública", aseguró el jefe policial.

Por su parte el secretario del Concejo Municipal de Yapacaní, Juan Baltazar, a tiempo de darles la bienvenida, dijo que los policías deben ser duros con los violentos y los revoltosos. "Se aumentarán más policías", apuntó el legislador municipal.

Las autoridades reconocieron la necesidad de contar con los policías en esta población del norte del departamento y se comprometieron a promover acciones que permitan una convivencia de respeto con los agentes.