Escucha esta nota aquí

Los jugadores del Bayern Múnich, el líder del campeonato de Alemania, realizaron este sábado el calentamiento con una camiseta con la inscripción "Tarjeta roja al racismo - BlackLiveMatters", antes del partido en campo del Bayer Leverkusen.

El gran club alemán se une a la serie de protestas contra el racismo tras la muerte en Estados Unidos de George Floyd, un hombre negro matado por un policía y cuyo fallecimiento ha originado muchas manifestaciones en su país y en el mundo.

El central del Bayern, Jérome Boateng, de padre ghanés, había apelado esta semana a sus colegas blancos a manifestar más abiertamente su solidaridad y su rechazo al racismo.

"Todos los deportistas blancos que no se expresan actualmente no son racistas, evidentemente", dijo, "pero naturalmente es deseable que utilicen su notoriedad también para esta causa".

La semana pasada en Bundesliga, jugadores habían manifestado su emoción de manera individual durante los partidos tras haber marcado un gol.

El francés Marcus Thuram había puesto una rodilla en tierra, el joven delantero inglés del Borussia Dortmund, Jadon Sancho (20 años), así como el defensa marroquí Achraf Hakimi habían mostrado una camiseta con la inscripción "Justicia para George Floyd".

El centrocampista estadounidense dle Schalke 04, Weston McKennie, lució un brazalete con la misma inscripción.

El jueves, fue toda la plantilla del Borussia Dortmund, segundo en la clasificación, la que hizo el mismo gesto de poner una rodilla en tierra en el entrenamiento, con los 28 jugadores haciendo la forma de un corazón.