Escucha esta nota aquí

Las ceremonias del 76º aniversario del Desembarco de Normandía, el 6 de junio de 1944, se realizaron el sábado de manera restringida y sin veteranos, debido a la epidemia de Covid-19, que contrasta con las festividades multitudinarias del año pasado, constató la AFP.

En Vierville-sur-Mer (Omaha Beach), uno de los principales escenarios del Desembarco, una ceremonia inaugurada por dos vuelos de la Patrulla de Francia congregó a menos de cien personas, entre ellos los embajadores de ocho países aliados (Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Reino Unido, Polonia, Bélgica, Noruega, Holanda) y Alemania, frente al Monumento de la Guardia Nacional de Estados Unidos. 

Después de izar las banderas y cantar los himnos, se depositaron flores. La ceremonia terminó con el sobrevuelo de un F15 y un avión de abastecimiento estadounidense.

"6 de junio de 1944. Empieza la Batalla suprema. Pienso en quienes, a miles de kilómetros de sus casas, combatieron para liberar a Francia al lado de nuestros resistentes. Estar unidos en nombre de la libertad. Nunca olvidar a nuestros héroes", afirmó en Twitter el presidente francés Emmanuel Macron.

Durante la mañana, varias conmemoraciones tuvieron lugar en el Memorial de Caen, en el cementerio de Bayeux, en Courseulles-sur-Mer (Juno Beach) y en el cementerio estadounidense de Colleville-sur-Mer, donde Charles Norman Shay, de 96 años, era el único veterano de Estados Unidos presente.

También hubo otra ceremonia en Ouistreham para rendir homenaje a los 177 fusileros marinos de las fuerzas francesas libres del comando Kieffer, únicos franceses uniformados que participaron en el Desembarco. 

Muchos eventos culturales e históricos tuvieron que ser anulados este año en Francia a causa del contexto sanitario.