Escucha esta nota aquí

El boxeador británico Anthony Joshua, campeón de los pesos pesados de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB), declaró este sábado, durante una marcha de Black Lives Matter en el Reino Unido, que los manifestantes representaban la "vacuna" contra el "virus" del racismo.

"El virus al que hago referencia se llama racismo", declaró el boxeador, en un paralelismo con la pandemia actual del COVID-19. "¿Cuánto tiempo vamos a dejar al racismo expandirse entre nuestras comunidades?", se preguntó.

Este sábado tuvieron lugar manifestaciones en el mundo como recuerdo de la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió bajo la rodilla de un policía blanco durante un arresto a finales de mayo en Minneapolis.

"Vosotros sois la vacuna, yo soy la vacuna", declaró Joshua, de 30 años, durante una concentración en su ciudad natal inglesa, Watford.

"Matar a una persona es imperdonable, pero privarle de sus derechos, oprimirla, reírse de ella, insultarla, ponerle techos de cristal... es solo una manera más lenta de matarla y quitarle la vida a su alma", estimó el púgil.

Durante esa manifestación, Joshua fue visto llevando una rodillera y desfilando en ciertos momentos con muletas, pero según uno de sus portavoces se trataba únicamente de una "medida de precaución".

El campeón sintió "un ligero pinzamiento" en la rodilla izquierda durante un entrenamiento en el inicio de esta semana, explicó su entorno, llamando a la calma sobre su estado físico.

Joshua debía defender su cinturón contra Kubrat Pulev en el estadio londinense del Tottenham el 20 de junio, pero el combate fue aplazado por la pandemia del coronavirus.