Escucha esta nota aquí

El Círculo de Periodistas Deportivos de Oruro (CPDO) emitió este lunes un comunicado público en el que rechazan el proceder del presidente del club San José, Huáscar Antezana, quien declaró personas no gratas a los periodistas de un programa televisivo que investigan las cuantiosas deudas de la entidad santa, que corre el riesgo de perder la categoría en el fútbol profesional.

Ante la inmoral actitud del dirigente desconocido por los socios, hinchas del club San José de Oruro, Huáscar Antezana Sipe, que dice haber declarado “personas de no gratas” a reconocidos periodistas orureños que investigan los millonarios problemas económicos que soporta el club San José, el Círculo de Periodistas Deportivos de Oruro brinda todo el respaldo moral y material a sus afiliados, Andrés Avila García y Benigno Alvarez Gonzales, conductores del programa televisivo Sal y Pimienta. Conque moral, el desconocido, Huáscar Antezana, pretende dar normas de conducta a los periodistas deportivos de Oruro..?”, dice parte del documento, que Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL) hizo conocer a los medios.

El directorio del CPDO explicó que gracias a las denuncias de FABOL se conoció en Oruro la crisis económica que hay en el club y que puede agravarse por el mal manejo de los directivos de gestiones pasadas y actuales.

“Los que manejan al club, deben explicar dónde están los más de 700 mil dólares que la FBF debía entregar en favor de los jugadores del equipo campeón 2018. Si este problema no se aclara y soluciona, en el futuro el club San José seguirá con graves problemas. El periodismo deportivo de Oruro seguirá con su labor de investigación sobre los muchos casos dolosos que se denuncian, no solo en Oruro, sino en el interior del país y en el exterior”, concluye la carta.

La semana pasada, el directorio que encabeza Antezana recibió una resolución de FIFA por la que necesita con urgencia aproximadamente 250 mil dólares para pagar  a los jugadores argentinos Sanguinetti Javier Sanguinetti, Juan Manuel Leroyer y al entrenador chileno Miguel Ponce.