Escucha esta nota aquí

Así como hay marcas que trabajan a marchas forzadas por presentar su primer auto o vagoneta eléctrica, hay otras que hacen lo propio para ser los primeros en ofrecer la mejor camioneta eléctrica. Entre los nombres grandes están Ford, GMC y Tesla con la controversial Cybertruck. Ahora a esa carrera se une Nikola con la Badger, una camioneta que va a la caza de la Cybertruck con una propuesta eléctrica y a hidrógeno.

Trevor Milton, CEO de Nikola, anunció que el 29 de junio se conocerá completamente a la Nikola Badger en un evento llamado Nikola World 2020, que básicamente es una emulación de los eventos que Tesla realiza para exhibir sus productos. En dicho evento, Milton dice que se vera una Badger funcional en todo aspecto, incluyendo un interior completo.


Cabe destacar que Nikola ya había anunciado que entraría a la pelea de las camionetas eléctricas desde febrero de este año, pero justo hace unas horas confirmaron los avances y planes concretos que tienen con este vehículo.

Lo más interesante viene de lo que prometen como propulsión para la camioneta, pues podrá conseguirse como un modelo eléctrico o híbrido con pila de hídrogeno. El modelo completamente eléctrico tendrá una batería de 160 kWh que le dará aproximadamente una autonomía de 482 km; mientras que la con pila de hídrogeno más batería común, podrá extender el rango a 965 km, aproximadamente.

Nikola aclara que, aunque se compre la variante eléctrica tradicional, se podrá agregar más adelante la pila de hidrógeno para extender el rango del vehículo. La marca ha revelado algunas cifras y dicen que de forma continua podrá entregar hasta 455 hp, pero tendrá la capacidad de extraer hasta 906 hp en ciertas ocasiones, también podrá generar hasta 980 lb-pie de par y hacer el 0 a 96 km/h en sólo 2,9 segundos, además de arrastrar hasta 3,628 kg.


Se espera que venga equipado con todo tipo de detalles que le permita usar muchos accesorios, pues todo indica que estará más enfocada en un uso recreativo que en uno de trabajo pesado. Nikola hace énfasis en el uso de tecnología basada en hidrógeno, ya que al final del día es el rumbo que tomará la industria automotriz, los eléctricos son sólo una transición y Nikola quiere tomar ventaja del resto de marcas que se enfocan en avanzar gradualmente.

El precio no se ha confirmado, pero se estima un rango entre los 60.000 y 90.000 dólares. El próximo 29 de junio se sabrá si es un tan sorprendente como dice el dueño de la marca.