Escucha esta nota aquí

El defensor Gonzalo Castillo ha quedado con ganas de mostrar su potencial en el fútbol boliviano. Cuando estaba empezando a exhibir un buen rendimiento en The Strongest, el país ingresó a la cuarentena por la pandemia del Covid-19 y el campeonato fue interrumpido

"Siento que no he llegado todavía a mi mejor nivel, pero en las últimas dos o tres fechas que jugué creo que estoy llegando a eso. Es una lástima lo que pasó porque ya tenía continuidad al jugar bastantes partidos desde que llegué", dijo el uruguayo de 29 años de edad.

Castillo está entrenándose en su domicilio acompañado de su familia en su país, donde pudo trasladarse gracias a las gestiones que hizo la dirigencia atigrada. En su casa, con sus seres queridos, está tranquilo y continúa trabajando a la espera del retorno a la actividad.

"La idea es regresar de la mejor forma posible en lo físico y retomar el rodaje que teníamos", indicó. El jugador está respondiendo a las sesiones, ahora con Leandro Villariño, el nuevo preparador físico del club.

Antes de ingresar a la cuarentena, el equipo de Achumani estaba en franca pelea por el primer puesto en el campeonato. Cien días después, la mentalidad de los jugadores está intacta, con la mirada fija en el título, que le es esquivo a The Strongest desde 2016.

"El objetivo sigue siendo el mismo, estamos a la espera de cómo se va a jugar el campeonato pero el objetivo sigue siendo salir campeón", indicó Castillo.

Durante la cuarentena en Bolivia, Castillo estuvo acompañado por su coterráneo Gonzalo Godoy, ahora los dos están en Uruguay, donde la actividad deportiva está por reanudarse con los entrenamientos bajo control médico.

""Gracias a Dios el Covid acá (Uruguay) está controlado, quedan pocos casos activos, se ha informado que solo quedan 80 personas con la enfermedad en el país, concluyó  Castillo.