Escucha esta nota aquí

El Kia e-Soul Cargo se convierte en la nueva alternativa en lo que a vehículos de carga se refiere. El crossover eléctrico gana una variante comercial que estará disponible en Europa y su paquete específico se puede adaptar en ejemplares usados, en los que sus dueños requieran algo de espacio extra. 

La versión eléctrica del Soul comenzó a comercializarse en 2014 teniendo como centro de fabricación su país natal, Corea del Sur. La última generación de vehículo se estrenó en Europa a principios del año pasado garantizando una autonomía de 452 kilómetros

Por esta parte, el e-Soul Cargo entra a la oferta y la tendencia de adaptar modelos utilitarios con capacidades de almacenamiento mucho mayores, claro que sacrificando parte de la indumentaria de su ambiente exterior.  

Detalles 


En su aspecto exterior conserva la misma estética presente en el Kia e-Soul convencional, a excepción de detalles sutiles como las nuevas ventanillas traseras paneladas, y un diseño más simple de las lucen antiniebla en su frente y del contorno negro de su parte trasera. 

La distribución a bordo cambia y presidiendo de la segunda fila de asientos, el espacio para el almacenaje se amplia. Hay argollas para asegurar la carga y una rejilla para separar el área de la parte delantera del vehículo. La capacidad alcanza los 1.000 litros, suficientes para un modelo de su tipo. 

Kia también ofrece a sus clientes, el llamado kit de conversión, con el cual los duelos de un e-Soul estándar pueden convertir completa o temporalmente el crossover eléctrico para funciones de carga, de acuerdo a las necesidades del cliente. 

El apartado mecánico viene dotado de un motor eléctrico de 204 caballos de potencia y una batería de 64 kWh. La autonomía alcanza los 452 kilómetros y se puede recargar a través de un sistema de carga rápida del 20 al 80% en 40 minutos, con corriente continua.