Escucha esta nota aquí

Con 35 años, Gualberto Mojica siente que aún le puede dar mucho al fútbol, y por ello no deja de lado su intención de firmar “con un grande del país” cuando se reanude la temporada de la División Profesional o esperar a 2021. El volante mantiene su peso, pese a que este año no logró arreglar con ningún equipo tras dejar Guabirá a finales de 2019. "Tengo un físico privilegiado y eso me ayuda", afirmó.

Doy clases en mi escuela vía online a la espera de volver a jugar. Lo cierto es que a comienzos de esta temporada no arreglé con ningún equipo, pero fue porque quería jugar en un grande de Bolivia”, sostuvo Mojica, que mantiene su postura y que en el país ya defendió las camisetas de Blooming, Oriente, Wilstermann y Guabirá.  En el exterior también estuvo en varios equipos: Cfr Cluj y el FC Petrolul Ploiesti, de Rumania; Paços Ferreira, de Portugal; Chongqing Lifan, de China; Hajer Club, de Arabia Saudita.

Por el momento, el volante no desperdicia su tiempo, pues en esta cuarentena da clases vía online a los alumnos que tiene en su escuela de fútbol desde hace cuatro. “Se llama Planeta Fútbol y aprovecho de dar clases. Ya tengo título de entrenador que me está sirviendo de mucho”, aseguró. Se mostró orgulloso de que su academia hace un año logró transferir a un jugador a Huachipato, de Chile. “A Miguel Briceño lo formamos desde los 15 años y a los 18 lo vendimos. Eso dice mucho de la escuela”, manifestó.

Gualberto aseguró que se entrena duro para no tener problemas cuando firme con algún equipo, y recalcó que “la intención es jugar para un grande. Siento que estoy bien físicamente, que es importante para seguir en el fútbol”, concluyó.