Escucha esta nota aquí

La fractura en la base del quinto metatarsiano del pie derecho le llegó en su mejor momento, consolidado como titular en Blooming y convocado a la selección boliviana, primero para la sub 23 y luego para la mayor. Fue el 20 de febrero cuando su equipo visitó a Emelec (2-0), por la Copa Sudamericana. El golpe fue duro para José María Carrasco, que encaró una larga recuperación y ahora está listo para volver a entrenarse a la par de sus compañeros.

“Estoy entrenando más duro que cuando estaba jugando. Quiero volver mejor que antes”, sostuvo el marcador central, que por las mañanas realiza el trabajo vía  Zoom junto a su equipo y bajo el mando del entrenador chileno, Miguel Ponce. Por las tardes, lleva a cabo movimientos en una cancha cerca de su casa. “Por suerte hay un espacio grande donde corra un poco”, comentó.

También está siendo tomado en cuenta en las charlas diarias del técnico de la selección boliviana, César Farías, para que los jugadores asimilen lo que quiere para encarar los partidos de las eliminatorias Sudamericanas.  “Las charlas son de noche y ayudan mucho”, dijo Carrasco.

Cuando se reanuden los entrenamientos grupales, el cuerpo médico de Blooming lo someterá a unas pruebas para establecer en qué condiciones se encuentra tras su lesión, aunque Carrasco se siente recuperado. “El parón por el Covid-19 me ayudó bastante en la recuperación”, sostuvo el zaguero, cuyo equipo quedó ubicado cuarto en el Apertura, con 20 puntos, a uno de los líderes The Strongest y Always Ready. El torneo se paralizó el 15 de marzo en la fecha 12 de las 26 que contempla.

Debido a la propagación del coronavirus aún no hay fecha para la vuelta a los entrenamientos de los equipos de la División Profesional, ni para la reanudación de la temporada. Los clubes apuestan por reiniciar las prácticas grupales en julio y la competencia un mes después, aunque todo dependerá de la determinación del gobierno sobre la emergencia sanitaria y sus efectos.