Escucha esta nota aquí

El mediocampista tarijeño Diego Wayar lleva ocho temporadas en The Strongest, donde se ganó un lugar gracias al sacrificio, la disciplina y la responsabilidad que puso en los entrenamientos y en los partidos, hasta convertirse en un referente y guía para los juveniles que ambicionan llegar al primer plantel.

"La insistencia por mejorar y querer jugar me mantuvo y me llevó a donde estoy", declaró el volante, que todavía recuerda cuando llegó a Achumani, primero a prueba por dos semanas, hasta su debut.

Wayar considera que se requiere mucho sacrificio y disciplina para arrancar desde atrás y ganarse un puesto. "Mi recuerdo más importante es mi debut en Copa Libertadores, en un puesto en el que recién estaba empezando a jugar, de lateral izquierdo, convertí el gol que nos ayudó a ganar y fue una de las emociones más grandes que he vivido", rememoró.

"A los más chicos trato de transmitirles todo lo que he aprendido y de compartir con ellos para alentarlos, porque me tocó vivirlo desde ese lado y me gustaría que ellos también puedan conseguir lo que yo logré", dijo el  tarijeño.

Desde su hogar, Wayar sigue con los entrenamientos vía Zoom. El regreso a la competencia es incierto, pero el mediocampista atigrado mantiene el ritmo de trabajo a la espera de un comunicado de la dirigencia del club.