Escucha esta nota aquí

Verónica Rocha presentó su renuncia como postulante a vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE). La profesional, que fue habilitada por la Comisión Mixta de Constitución del Legislativo, hizo campaña por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en las pasadas elecciones. 

En la carta que dirige a la Asamblea, explica que su "postulación está siendo utilizada para generar un clima de opinión pública adversa para el proceso de selección" que realizan diputados y senadores. 

Mensajes en su cuenta en Twitter muestran que la aspirante se sumó a la "ola azul" del oficialismo, una corriente en redes sociales  en la campaña en las elecciones nacionales, según constató una revisión de EL DEBER.  

Además, la diputada opositora María Calcina la relacionó como jefa de campaña del diputado Manuel Canelas, hoy parte del grupo de asambleístas que revisa la documentación. Se evidenciaron más de 50 retuits  durante el proselitismo político.

"Viernes con v de Ven, seremos Ola Azul", se lee en uno de los muchos mensajes. Otro hace mención a la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, a la que califica de una "de nuestras más entrañables warmis" 

Rocha, al final de su nota, explica que cumplió con todos los requisitos para habilitarse como postulante y que no se presentará a la entrevista que lleva adelante la Comisión, señalando que "nadie más que yo tomó y asume las decisiones entorno a esta postulación". 

Carta de la expostulante a vocal:,