Escucha esta nota aquí

El lateral del club Bolívar, Roberto Fernández recordó que el seleccionado nacional de la categoría Sub-23, que jugó el torneo Preolímpico en enero, estaba conformado por futbolistas con buenas condiciones y con ganas de romper con los pronósticos, y que ese entusiasmo debe mantenerse para seguir escalando.

"En el campeonato sub-23 se vio que había un grupo muy bueno, una buena camada y que poco a poco debe ir demostrándolo para conseguir más cosas", dijo Fernández, que con 20 años de edad, es una de las promesas que tiene Bolívar y la selección nacional.

El futbolista cruceño llegó a la sub-23 después de su paso por Blooming, luego por el club español Cultural y Deportiva Leonesa, de la segunda división y por sus actuaciones con Bolívar. El zurdo considera que hay mucho talento por demostrar pero es necesario mejorar la organización del fútbol boliviano

"Desde los once titulares hasta los que estuvieron en la banca, los que entraron y los que no jugaron estaban ahí como leones enjaulados", declaró Fernández en una entrevista difundida por la página oficial del club Bolívar, en la cual abordó varios temas.

El lateral indicó que para Bolivia es difícil afrontar los partidos y los torneos, pero " con trabajo y disciplina  se puede conseguir buenas cosas. No hay secretos".

En compañía de sus familiares, Fernández trabaja en su domicilio a la espera del regreso a la actividad en campo con su equipo.