Escucha esta nota aquí

El arquero de Aurora, Alex Arancibia, que fue operado de la rodilla derecha el 2 de marzo, dijo que ya pasó lo más duro del proceso de recuperación y por eso mira con optimismo el futuro, pues se ha fijado como objetivo ponerse a punto para cuando se reinicie el torneo Apertura.

Ya pasó lo peor, ahora hay que tener paciencia. Ya no tengo mi rodilla inmovilizada, tampoco debo usar muletas, ya puedo caminar, aunque a veces me duele un poco. Si el torneo se reinicia en agosto o septiembre, espero estar en condiciones de jugar”, dijo el futbolista, que pasa la cuarentena en Santa Cruz a lado de su familia.

Arancibia pasó por el quirófano el 2 de marzo debido a una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha y desde entonces han pasado tres meses y medio en los que ha trabajado de forma individual en su domicilio.

“Voy a un gimnasio para fortalecer la rodilla, hago un poco de bicicleta, pero no puedo recibir mayor atención por la cuarentena, por eso pienso que hubiese estado mejor si la situación del país fuera normal”, explica el espigado guardameta, de 30 años.

Sobre su permanencia en Aurora, dijo que la dirigencia se portó bien y que el trato que viene recibiendo es el mismo que el de sus compañeros, incluso recibió su salario a la par de todo el plantel.

‘Maguila’, como le apodan, quiere estar lo antes posible en las canchas, pues nunca estuvo parado tanto tiempo y mucho menos aislado. “Extraño las canchas, el entrenar con los compañeros, el compartir el vestuario, todo ese tipo de cosas, ojalá todo vuelva a la normalidad lo antes posible”, finalizó.